martes, 25 de septiembre de 2018

Nadie dijo que fuese fácil. No venimos con un manual de instrucciones bajo el brazo que nos indique mientras crecemos de qué manera evitar que nos dañen o cómo intentar no herir a los demás. Tampoco nos enseñan cual es la mejor manera de mostrar nuestros sentimientos, y de cómo actuar si éstos no son correspondidos. Nadie nos dice que va a ser tan complicado querer, o que nos quieran.
Jamás nos enseñan a despiezar el corazón y darle su sitio al amor. 
Por eso siempre creemos que duele. Porque tardamos lo que parece una eternidad en encontrarle un sentido, y a veces, cuando lo hacemos, es demasiado tarde. 
No, nadie dijo que fuese fácil. Pero tampoco nadie dijo que no siguiéramos intentándolo. 
No todo final es un final. La mayor parte de las veces no es más que otro comienzo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog

.

Followers