miércoles, 31 de agosto de 2011

Me muero por suplicarte..

que no te vayas mi vida..
Mas me callo y te marchas.. "Querría ser capaz algún dia, de no esconder las heridas que me duelen al pensar.. que te voy queriendo cada día un poco más."


Me muero por abrazarte.. y que me abraces tan fuerte. 
Que me beses cuando despierte, acomodado en tu pecho, hasta que el sol aparezca. Me voy perdiendo en tus labios que se acercar susurrando ..[[palabras que llegan a este pobre corazón]]..
¿Qué mas dará lo que digan, o lo que piensen? Si estoy loca, es cosa mía.
¿Sabes? Me muero por conocerte.

[Sin miedo a nada-Alex Ubago y Amaia Montero.]

martes, 30 de agosto de 2011

Te odio por como me haces sentir.
Te odio por todo, y por nada.
Te odio porque sí, porque te lo mereces, porque es lo único que me sale hacer.
Te odio por mirarme, y también te odio por pensarme.
Te odio por hacerme esto, y te odio por no hacer nada.
Te odio por quererla, pero más te odio por mentirte. Te odio porque no la quieres de verdad, y no quieres aceptarlo.


Pero sobre todo, te odio por algo que nadie va a poder curar:
Te odio por haberme hecho quererte.
Without you.. todo es peor.



Dime que no me quieres. Dimelo. Atrévete a decirmelo mirándome a los ojos, sintiendo el dolor que yo siento cuando veo lo que haces, sin poder remediarlo.
¿La quieres a ella?
MENTIRA.
Es mi sustituta.
Que patético me parece que busques mis besos en otra boca.

Espero que guardes algún recuerdo de lo nuestro.

Porque no se va a volver a repetir nunca más.
No vas a volver a tener mi corazón en tus manos. Porque en realidad te odio. Y no puedo verte.
No puedo mirarte, si estás con ella.
Porque se me parte el alma.
Porque te quiero, y tu me dejaste ir como el aire.
Nunca me sentiste como yo te sentí a ti. 
Que pena que despreciaste tanto amor. Nadie va a poder quererte como lo hice yo.

No quiero ser nunca más esa chica.


No quiero volver a tener el corazón roto. ¿Quien va a poder amarme sabiendo que está hecho trizas?
Fuiste, eres, y serás, el culpable de que sus pedazos no puedan volver a ser los mismo. 
Nunca quise tenerlo así. Nunca quise ser la chica del corazón roto.
Pero tu me obligaste a despedazarlo, y a no volver a recomponer sus piezas. Parece que me odias, y que nunca me amaste.
No volveré a sentir esto por nadie, porque tú me destrozaste el corazón.
Simplemente, no voy a poder volver a sentir nada.
Gracias por ser el causante de mi tristeza.

Realmente, nunca lo hice. 






Sólo fingí que te quería para seguir creciendo. Para madurar, soportando tus malas miradas, y tus gestos. Realmente, nunca te amé, aunque te lo dijera siempre. Sólo era una manera de escapar de ti, y de todo lo que me has supuesto. Si alguna vez creíste que sentí algo por ti, estás muy equivocado.
No se puede querer a alguien al que se repugna.
Tu y yo, nunca estuvimos echos el uno para el otro. Solo te dedicaste a envenenarme la piel.

domingo, 28 de agosto de 2011


Amar la forma que ríes no es más que uno de mis muchos castigos. 
Ver tu rostro cada vez que mis párpados se cierran es más que un sueño. Es mi realidad. Porque te amo, con cada poro, con cada vena, con cada parte de mi cuerpo. Porque que mis manos ansíen tocarte no es sino la penitencia que me toca vivir cada día.
Porque te deseo ardientemente, y mi cuerpo necesita tu cuerpo.
Mi piel necesita rozarte solo para mantenerse con vida. Mis dedos solo necesitan acariciarte para sentirse bien.
Porque adoro la forma de tu ser, y cada parte de tu anatomía.
Porque te quiero desde que empieza el día hasta que la noche empieza a acecharme.
Porque fuiste, serás, y eres mío.
[Y lo sabes, por mucho que lo sigas negando.]
Te puede llegar a doler.
Te hace más grande, si, pero también más pequeño. Porque nos obliga a ser irracionales, a ser estúpidos e inmaduros. Es tan corto, y tan largo. Tan cansado pero a la vez tan perfecto.
Y es tan.. egoísta y a la vez tan humilde.


El amor.
No puedes escaparte de él.. pero a la vez no quieres.
Porque amas al amor. Y no puedes hacer nada por evitarlo.

sábado, 27 de agosto de 2011

Hay momentos, que huelen a ti.

Como esos paseos por la playa que solíamos dar. ¿Te acuerdas de esa agradable sensación? Sentir las piedrecitas chocando contra nuestros pies, y el cosquilleo del agua de mar al rozar las puntitas de nuestros dedos. 


Te quiero. Siempre. Para siempre.

lunes, 22 de agosto de 2011

Ni te quiero, ni te adoro, pero cuánto lo hice..

Eres odioso, pero ¿que más da?
Las chicas buenas siempre buscan chicos malos.

domingo, 21 de agosto de 2011

¿Estás arrepentido?


No vale jugar al amor con otra.
No vale jugar a quererme.
No te permito romperme el corazón.
Como yo lo hago contigo. Dímelo. ¿Lo haces?
¿Me quieres, me piensas, me dueles como yo lo hago?

Ámame. Hazlo a tu manera.
Pero hazlo. Porque me desespero.. porque muero por tí, pero a la vez, no muero.

El mundo no te comprende. 
No comprende lo maravilloso que eres, y lo que les produces a las mariposas de mi estómago cada vez que me rozas. 
No entiende, que me pierdo sin tí, y que cada vez que te alejas, mis manos se mueren, al igual que mi piel.
El mundo no sabe que daría mi vida por verte solo una vez más.
El mundo no comprende, que eres mi puto oxigeno.

¿Como pretendes que viva en este mundo sin ti? 
Sería como pedirme que lo hiciera sin aire. 
Alguna vez acabaría respirando.
Alguna vez, acabaría enamorándome de ti.

Me gustas cuando callas, cuando miras, cuando te vas, cuando vuelves. Me gusta verte aparentar que eres uno más, que ríes y hablas, como el resto. Yo te observo, también en silencio, y tú me miras como si supieses que conozco tu secreto. Es complejo callar con tu mismo silencio, ese que es capaz de derribar las voces más intensas. Pero cuando tú callas una voz interna se desata, y grita el viento en su lugar, y llega a acariciar tus labios para romper ese ruido de pensamientos. De pronto tu voz me invade. Y siento una mezcla de calor y frío al mismo tiempo. Así que a veces prefiero que calles, es más interesante descifrar tu silencio.

sábado, 20 de agosto de 2011

El amor también tiene un corazón roto.
Solo hay que saber recomponerlo, trozo a trozo, para que todo salga bien.



Grandes Mentiras

-¿Sabes que?
-Que.
-Que te odio. Que no eres nada para mi, que a veces siento asco al saber que te besé. Que eres lo peor que me ha pasado en la vida, y que era muchisimo mas feliz antes de haberte conocido. Que mi vida ahora no tiene sentido por que tu estás en ella. He perdido el rumbo y las ganas del amor. Todo por tu culpa. Eres peor que una epidemia. Te has llevado todo lo sano de mi.
-¿Algo más?
-Que me da igual. Que me da igual ordiarte, me da igual haber perdido el rumbo, me da igual que mi vida carezca de sentido. Por que todo lo demás era mentira, y la única verdad es que no puedo vivir sin tí.

Si, te quiero.

No tanto como querrías, pero sí como no debo. Y jode bastante tener tanto que dar, y nadie que sepa recibirlo.
Porque tienes ese complejo de Peter Pan que tanto me atrajo en un principio y que tanto me repugna ahora.
Si, creí que se me pasaría, pero aquí estoy, preocupada por cosas que deberían darme igual.
Paso de ti y a la vez no puedo. Te odio por ser como eres, pero por desgracia, también te quiero.
Sí, lo hago.
¿Pero sabes qué?
Llámame cuando madures.

viernes, 19 de agosto de 2011

Si no hay locura, no hay amor.

Y sin amor, la locura se extinguiría. Le deseo tanto que me duele mirarle. El deseo es tan fuerte, que lo único que pienso, es en poder tocarle..
¿Cómo podría yo no quererle? Si es tan perfecto, tan él, tan mío, y a la vez tan suyo..
Necesitaría más de una vida para poder olvidarle, y muchas reencarnaciones para conseguir empezar a odiarle.
Porque incluso el silencio me dijo una noche entre susurros que terminara con mi agonía. Me insta cada vez que me aborda a que sea libre, a que me desencadene de una vez de esta horrible obsesión.

jueves, 18 de agosto de 2011

Me encantas.

Todo tú. Toda tu puta perfecta anatomía. Tus huesos, esos que no veo, pero intuyo, y tu piel, tan morena, y tan perfecta. Tus pestañas apuñalan mis mejillas con cada beso, y tu nariz golpea mi frente casi con frenesí.
Esa boca, tan marcada... y esos ojos, tan marrones... tu sonrisa me hace grande, y tus pupilas también.
Y tus pequitas son perfectas, y tus manos, y tu sien.
Te amo por todo, y te odio más que por nada. Pero eres jodidamente perfecto. Siempre vas a serlo para mí.
Vaya mierda más grande el que no sepas ni que existo.

¿Cómo apagar los sentimientos?

¿Como se hace eso? Nunca entenderé eso de querer darlo todo, y tan siquiera poder dar un mínimo.
¿Es el amor tan corto como dicen, y tan largo el olvido?
Puedo mentir, y decir que no le amo, ni le quiero, ni le necesito. Claro que podría hacerlo. Y nadie, salvo el silencio, sabría nunca la verdad.
Pero no puedo.. te juro que no puedo. Que me duele el propio dolor de dolerme... que el alma se me atasca cada vez que pienso en tí, con otra, y sin mí.
Y aunque a veces creo que me miras desde tu ventana, buscándome entre las estrellas, o entre el cielo azul, en el fondo de mi corazón se que nunca me querrás como necesito. Nunca me necesitarás como yo lo hago. Nunca harás lo que yo pido. Y nunca me pedirás lo que yo podría haberte prestado.