Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2011

Que puta mierda.

Adoro que me mires.
Porque tus ojos son la parte de tu cuerpo que más me gusta de ti.
Puede que no seas el chico más guapo, ni el más alto. No eres el más apuesto, y te aseguro que no eres el más listo, ni el más simpático.
Y sin embargo, me encantas. Y a pesar de todo, me enganchas.
Eres como una droga para mi.
Y si te marchas, me muero. Y si no vuelves, pues.. yo ya no siento.


[Desearía que me miraras a cada momento. ¿Que te cuesta hacerlo..? Me decías que yo era lo más bonito de tu universo..]

Mistery of you #.

Hay algo en ti que me desconcierta. Algo en ti que me asusta. Nunca fuiste un misterio para mi, y sin embargo, ahora representas el mayor, el mas grande, el que me empuja hacia el abismo.

Amigos con derecho y sin derecho de quererse siempre

Y siempre tengo que esperar paciente, el pedazo que me toca de ti. Relampagos de alcohol. Las voces solas lloran en el sol..eh.. Mi boca en llamas torturada, te desnudas angelada, y luego te vas. Otra vez mi boca insensata, vuelve a caer, en tu piel de miel. otra vez tu boca, vuelve.. Vuelve a caer, de tus pechos a tu par de pies. Labios compartidos, labios divididos mi amor, YA NO PUEDO MÁS  compartir tus labios, COMPARTIR TUS BESOS. Labios COMPARTIDOS..
Maná-Labios Compartidos.

#

-No puedo escoger a quién amar.
-Pero puedes escoger a quién entregarle esa parte de ti que no comprendes.
-¿Porqué?¿Porqué tendría que hacerlo?
-Porque esa persona sería la que te recompondría por dentro.

Si. Ha pasado. Ha ocurrido. Me he enamorado de ti. Pero tranquilo. Tu no tienes porqué quererme. Yo.. te entregaré mi corazón,

y así estaré en paz. Solo con saber que es tuyo, y que lo cuidarás, aunque no me cuides a mi.
Te lo regalo. No es un préstamo. No quiero que me lo devuelvas. Es tuyo. Para siempre.

#

No hay amor en ti para mi. Nunca lo hubo. Y aún así seguiste mintiéndome, seguiste utilizando mi corazón igual que un cazador utiliza su arco. Solo querías apresarme. Solo querías retenerme. No me dejaste conocer el amor verdadero, y ahora se fue, y ya no se si alguna vez volverá. Te odio por lo que me hiciste. Pero más te odio por lo que aún me sigues haciendo.

Todo ocurre por una razón.

El destino no existe. Él no está destinado a encontrarse conmigo de nuevo. Su camino se separó del mío esa noche de invierno tan oscura, y ya nunca más volvió a mi. ¿Tan duro resultaría volver a unir aquellas almas que un día fueron gemelas?
Mi amor no se lo merece, y aún así lo tiene. No lo aprovecha, y lo tira a la basura cada vez que tiene oportunidad. No entiende que las noches las paso pensando en él, y en sus manos, esas que me acariciaban la cara tan tiernamente entre aquellas sábanas.
El destino era él. Pero él para mí ya no existe.
No puedo pensarle.
Porque duele demasiado.

Lloro cuando me dices eso.

Lloro cuando me mientes, y cuando no me tocas. Lloro cada vez que me miras desde tan lejos, y no te atreves a acercarte. Lloro todas las mañanas al despertar, sintiendo las lágrimas atravesando mi rostro como agujas realmente afiladas.  Lloro en mis pesadillas, cuando tú te esfumas, como el viento, y me dejas con un triste adiós lleno de dolor. Lloro cuando confirmas mis temores, y cuando me dices "no te quiero, ni te quise" con esa voz tan tuya. Lloro cuando me quieres, y lloro porque se que en el fondo, lo haces. Lo haces aunque no quieras admitirlo.  Y ¿sinceramente? [Eso es lo que me mata por dentro.]

Estoy enamorada

de sus latigazos. De su dolor, y de su rabia. Enamorada de su viveza, y su crudeza.
De sus miedos, y sus fallos. Enamorada de su naturaleza, de su crueldad a veces. De su personalidad austera, de sus carencias. De sus mentiras, y sus engaños. De su forma de intentar hacerme sentir en una nube.
Estoy enamorada también, sin embargo, de su forma de hacerme caer en el abismo instantes después.
Me enamoró su dureza, y su locura.
Me enamoré de su sombra, de su anhelo. De sus desiertos sin sueños, de sus mares solitarios y vírgenes.
Fui una tonta.
Me enamoré del AMOR, sin remedio.

Corazones enlatados.

Aquéllas personas que encierran sus sentimientos muy dentro de sí, para que no se escapen. Para que no hagan daño, y para no sufrir ellas mismas. Son esas las personas que esconden el amor entre los recovecos de su alma herida, esperando a que otro corazón perdido las encuentre, y las cure, sin saber que, los corazones rotos, rotos se quedan, por mucho amor que reciban después de los golpes.
Son esas personas, las que aman sin ser amadas, las que no aman al ser amado. Aquéllas que ignoran lo que sienten, por miedo a equivocarse.
¿Pero que es el amor, sino la mayor equivocación que existe? Es un error.
Son personas con el corazón enlatado. Que sienten, pero no quieren padecer. Que padecen, aún sintiendo que no deben. Son esas las personas, que encierran la verdad, oculta tras el oscuro velo de la mentira.
A veces pienso, que yo soy una de esas personas. Oculto la verdad tras una máscara. No dejo que nadie entre, pero tampoco que nadie salga, y ese es mi mayor defecto.
Porque en este co…

¿Porqué tanto egoísmo?

Cuando amas a alguien, duele. No sólo duele cuando amas y no eres correspondido. También lo hace cuando amas, te aman de igual manera, pero no podéis estar juntos. Es un dolor que corroe las venas. Atenaza cada poro de tu maldito cuerpo y no te deja pensar con claridad.
Sabes lo que duele amar.
Lo sabes.
Pero aún así, permites que alguien caiga en esa trampa. Permites que esa persona muera por ti cada puto minuto de su vida sin poder tenerte, y no le liberas.
Es impresionante la capacidad que algunas personas tienen para aguantar el dolor.
Porque no solo no le liberas, sino que le das una mínima de esperanza de que su amor será correspondido, algún día, mientras de sobra sabes que el tuyo pertenece y lleva perteneciendo a otra persona desde que tu mundo es ella.
¿Como puedes ser tan egoísta al pretender ser el mundo de una persona al completo? Sabes que se despierta.. que tiene ganas de vida por ti. Y aún así sigues alimentando su fantasía de amor correspondido cuando lo único que ama…

A veces, la gente no sabe lo que tiene.

Hablo de casos en los que pierden antes incluso de darse cuenta de que poseían un bien demasiado preciado. No entienden que el amor no se encuentra a la vuelta de la esquina. El amor no es algo que se prodiguie por las calles, ni que llame a tu puerta con unm "ei! estoy aquí". No. El amor hay que aprovecharlo. Tienes que sacarle el mayor jugo posible, y cuidarlo. Cuidarlo y mimarlo, para que no se canse y vaya en busca de otros brazos que lo cobijen. Yo he sido presa de un amor sin futuro ni fundamento. De un amor que estaba condenado al fracaso desde el principio. Pero era amor, al fin y al cabo, y lo aproveché, cada segundo de cada minuto y de cada hora que un día tenía. Y no me cansé de amar a ese amor, no quise que acabara nunca. Cuidé ese amor como si mi vida se fuese en ello.. Amé cada parte de ese amor. Pero desapareció igual de rapido que azota el viento.
No lo vi venir, y dolió demasiado.
Por eso se que el amor hay que aprovecharlo hasta nuestro último suspiro, pues nunca…

#

Cuando abro los ojos, veo lo mismo de todos los días. Cuadros de ciudades que me muero por visitar, fotos de mi infancia, de toda la amistad que se puede dar.. Johnny Deep me mira desde la parte trasera de mi puerta, con esos ojos color almendra que tanto me gustan. Encima de mi, dedicatorias de mis amigos, una carta que siempre alegra mis mañanas..Cary Grant y Katharine Hepburn me observan desde la pared, con semblante divertido. -Ella es la fiera de mi niña, siempre.. El mando de la minicadena parece llamarme desde mi mesita de noche. Es fácil darle al play, medio dormida, sin acordate siquiera de que disco está puesto.  Moulin Rouge. Hoy tocó ponerse sentimentales.  - We can be heroes, forever and ever..  - Why does my heart cry?.. - Come what may.. Tarareo sin entonar, que le amaré hasta el final de mis días. En español no queda tan bonito, pero quiero que todo el mundo que pueda escucharme, lo entienda. Me da igual que los obreros que trabajan en la fachada de mi casa se asusten, o se pr…

¿Porque no sonríe?

Lo hizo. Hace mucho tiempo. Y cuando sonreía, todo se iluminaba. Solo cuando vi la oscuridad, supe que no podría vivir mucho más tiempo sin aquélla sonrisa.

Tengo miedo a miles de cosas #

Tengo miedo a las alturas. A que me dejen sola en un sitio grande y oscuro, y a los ascensores.
Le tengo miedo al hombre del saco, y a las arañas. Tengo miedo a los aviones y a la velocidad. También a los acantilados, y al mar.
Tengo miedo a las voces graves y roncas, y a los hombres altos con máscara.
Tengo miedo a los leones, y a los tigres. A a serpientes y a los caimanes.
Tengo miedo a la muerte incluso.
Pero a lo que más miedo tengo, es a salir de esta habitación, y no volver a verte nunca más.
O peor. Creo que a lo que más miedo tengo es a salir de esta casa, y no volver a sentir esto que siento al tenerte conmigo.
¿QUIEN PUEDE CURAR MI ABSURDA OBSESIÓN POR EL AMOR? DIME ¿QUIEN?

Podría pasar

horas mirándote, amor. Observando como tu boca se frunce al pronunciar ese te quiero, que tanto me gusta.
Observando como tus dedos se enredan en mi pelo, y cuentan los mechones, uno a uno, sin cansarse.
Observando como tus ojos, esos luceros marrones que me vuelven loca, no me quitan la vista de encima, recorriendo mi rostro, como si pensases que no hay cosas mas hermosa en el mundo.
Observando como tu respiración se agita con cada roce de mi piel, con cada beso deseado, con cada mirada dulce...
Podría pasar horas mirándote.
No me importaría pasar el resto de mi vida haciéndolo.

Ojalá pudieras

saber lo que siento en cada momento.
Como mis gesto denotan mis sentimientos. Como una mirada cabizbaja o un pestañeo infinito quieren decir que estoy triste..como una mordida de labios denota que te deseo..o como un pequeño gesto violento de mi mándibula indica que estoy conteniendo las ganas de llorar.
Ojalá pudieras ver como mis manos cogen el aura que dejas al marcharte...o como mi cuerpo se acopla al aire en un susurro silencioso, como si fuera tu cuerpo.
Ojalá pudieras saber lo que siento en cada momento.
Pero no puedes. No sabes.

No puedo sentir nada.

Me he vuelto inmune a tí. Ya no me afectas, ya no me dueles...
Pero tampoco me pones nerviosa...no siento esas irrefrenables ganas de besarte cada vez que te veo.
No siento esas, hasta hace poco, inconfesables ganas de avalanzarme sobre tí en cualquier momento.
No siento celos de todo lo que te toca y me quita un trocito de ti...
No siento amor...
Yo...ya no puedo sentir nada

Inspiración.

A esa chica le encantaba escribir. Aún sueña y fantasea con el día en que algo que ella escriba cale hondo en alguien. Que algo de lo que ella garabatea en una hoja tenga significado para alguien. Son pequeñas fantasías que se agolpan en su cabeza, animándola a seguir.
Esa chica ha perdido su inspiración no obstante. Se fue, igual de rápido que llegó a ella.
Se fue por la puerta de atrás, sin dar explicaciones, ni siquiera un adiós formal. Fue frío. Y seco. Puede que distante también. Así fue su adiós.
Esa chica no sabe que hacer ahora. No es capaz de fingir un sentimiento. No sabe fingir. Ni siquiera sabe hacerlo ante una hoja de papel. Es frustrante. Últimamente, pasa las horas con el bolígrafo en la mano y la cabeza llena de ideas absurdas como el arrepentimiento o los errores. A esa chica no le gusta escribir sobre esas cosas.
La única cosa sobre la que le gustaba escribir no llega. Se fue, igual de rápido que llegó a ella.
A esa chica le encantaba escribir.. pero ahora…

Ella.

Esa chica tiene una sensación extraña en el pecho, y en la garganta. Las lágrimas amenazan con caer raudas por sus mejillas. No sabe como sentirse al respecto de lo que ocurre, de lo que ocurrió. No sabe como hacer nada.
Ha quedado totalmente desarmada ante lo que siente. Ante sus sentimientos. Se siente estúpida, pero sobre todo, se siente vacía, aún después de todo.
Esa chica sonríe, incluso después de haber perdido.
Pero no la guerra. Solo una batalla.

Hoy..

es un nuevo día para esa chica. Se siente algo mejor. Lo nota por fuera, pero también lo nota por dentro.
Puede que también influya que ha visto a sus amigas, y ha podido expresar lo que llevaba una semana reprimiento, guardándose en su interior.
No ha llorado mucho. Hoy no. Ha tenido sensaciones extrañas, nudos en la garganta, en el estómago..
siente que algo no encaja bien aún después de haber creído que sí.
Esa chica siente que tiene ante ella algo duro, pero no imposible.
Cree poder llevarlo con deportividad. Puede hacerlo. Es una luchadora, no se va a rendir por las buenas.
Solo necesita un empujoncito, algo que la eleve, que haga que puede sobrevolar la cruda realidad que la mantiene prisionera. Necesita ser cosciente de que todo va a salir bien, incluso cuando todo está en su contra.
Incluso cuando todas y cada una de las flechas del destino apuntan hacia otra dirección.
Esa chica escucha una canción preciosa. No puede parar de oirla. Es tan característica..tan poco oportuna..pero sin embargo, acapara todos sus sentidos. 
"Queria que supieras que adoro la forma en que te ríes" Es tan irónico. Muchas veces le han dicho eso, pero tal vez, solo tal vez, una fuera de verdad.
"Quiero abrazarte, tener tu fuerza, y robar tu dolor" Eso es más irónico aún. ¿Cuántas personas le han dicho eso? Tal vez dos. O tal vez, solo una. ¿Honestamente? Esa chica no cree que alguien se lo dijera sintiéndolo verdaderamente.
"Puedo verte en fotos. Creo que eso me hace bien." Ja. Eso es todo lo que tiene que decir esa chica sobre eso. Ja.
"Estoy roto, cuando estoy solo, y no me siento bien cuando tu te vas" ¿De verdad? Esa chica piensa que probablemente, esa persona debería comprarse un puto mono, asi se sentiría menos solo.
"Lo peor ha terminado ya. Puedo prometértelo" Tantas promesas vacías han salido de esos labios.. Esa chica …

Quiero que sepas que..

Nadie dijo que fuera fácil. Te dije que habría épocas difíciles. Que habría días en los que me pondría insoportable, y en los que ni yo podría conmigo misma. Te previne de mi, de mi temperamento cambiante, y de mis constantes bajones por todo y por nada. ¿No te dije que era completamente imprevisible? Te lo dije. Y también te avisé de todo lo demás. Te dije que a veces tu querrías dejarlo todo, y yo querría tirarte el secador a la cabeza. Tu me dijiste que eso sería imposible, pero yo te dije, te aseguré que no, porque me conozco, y te conozco más de lo que crees. Te dije que el amor es eso, constantes luchas por ver quién quiere más a quien, y eso siempre acaba mal, porque nadie sale ganando, nunca. Siempre acabaremos rotos. Acabaremos dañados, estropeados, como máquinas sin corazón, que es en lo que nos convertimos cada vez que discutimos, diciéndonos cosas que no sentimos ni pensamos. Pero siempre acabo llorando, pensando en lo que soy cuando estoy sin ti, y en lo que puedo ser cuan…

Él #

Se descubrió roto de amor y rabia, por dentro y por fuera, pasado y presente, futuro incierto, y tan cierto como él mismo. Y sin embargo, no hizo nada, no dijo nada. Permaneció callado, observando como ella vivía aparte de él, jugando con corazones que ya no pertenecían a su cavidad. Destrozándolos como anteriormente había hecho con el suyo. No pudo sino compadecerse de aquellos pobres ignorantes del amor. Qué destino tan perro ¿verdad? Tocados por el veneno de una serpiente con venas llenas de sangre bífida. Una vez le preguntaron cómo pudo curarse de algo así. Como llega alguien a reponerse de una herida tan grande, como acaba cicatrizando. [-Solo puedes esperar. Y aquello que te sana, que te cura.. Tarda. No cae del cielo. Los ángeles no existen. Solo puedes esperar, y esperar. Hasta que llega un alma que limpia y absorbe tu veneno, y termina por curar tus heridas, todas ellas.]

Quiso hacerlo.

Quiso tragarse el orgullo, y decirle todo lo que sentía. Quiso ser lo que se esperaba que fuera, y no morir en el intento, al entregar su corazón. Quiso poder ser fuerte, y valiente. Dar el alma, y los suspiros, en silencio, y en calma, sin desgarrar sensaciones. Quiso poder mirarle a los ojos, y besarle sin rozar sus labios, en secreto. Solo ellos, y su vínculo. Irrompible..Infranqueable. Intentó por todos los medios ser fría, y no dejar que nadie viera lo que su interior callaba, y mucho menos él. ¿Quién sino podría tirar por tierra aquella muralla que tanto tiempo y esfuerzo le había costado crearse a su alrededor? Nunca quiso creer que tanto dolor pudiera crecer dentro de un mismo corazón. Que.. tanta rabia pudiera acumularse en una sola persona, siendo capaz de atravesar carne y alma al mismo tiempo, con la misma intensidad. No le amó, no le ama.. ¿o tal vez si? Puede que lo único que le ocurra es, que intenta disfrazar sus sentimientos con ese vestido que tantas veces se puso en el…

No te la mereces.

nunca lo has hecho.
Tu tropiezas, y ella te recoge. Has ido lleno de rasguños hacia ella tantas veces...que acabó herida tambiénTu empezaste a curar tan pronto...ella nunca lo hará. No puede. Simplemente porque no sabe.
Tus errores tienen el privilegio de hacerle daño.
Pero ella se hace la fuerte. Te sonríe. Te dice que te quiere...sabe que no volverá a pasar aunque parezca que va a hacerlo.
Sabe que no podrás romper su corazón.
Porque un corazón, cuando se rompe una sola vez, no puede ser reparado. Lo demás solo son desgarros que ayudan a desintegrarlo.

Que excitante debe ser

estar en tu cama. Aspirar tu aroma, y sentirte junto a mí. Notar como tu pelo se empapa de ese sudor perlado que tan atractivo te hace. Y ver como las gotas caen por tu espalda mientras mis uñas se debaten entre arañazos o caricias. Tocar tus brazos y que se tensen bajo mis manos. Notar tus temblores como si fueran míos, y sentir tu boca sobre mi piel. Tócame como si fuera la última noche que lo haces, y llévame a lugares en los que nunca pusiste un pie, ni el alma. Hazme tuya y no me dejes nunca.

El corazón es una máquina peculiar.

Funciona sin que se lo pidas, sin que le des al On. Cualquiera diría que sus pilas son eternas, pero nada de eso. No hay pilas, ni batería. La única fuente de energía que ayuda a que funcione se llama sentimiento.  Hay tantos.. Está la ira. El odio y el miedo. La tristeza por la pérdida, y la felicidad por lo recogido.  Está el amor. El amor. Puede que de todos, este sea el sentimiento más conflictivo, el que hace que el corazón se acelere, se pare, se ponga frenético.. El amor hace que el corazón estalle en mil pedazos. Lo desintegra, y a veces, lo aniquila. Es tan fuerte, tan destructivo.. Pero aún así, nos gusta sentirlo, y que alguien sienta lo mismo, incluso sabiendo lo que se sufre padeciéndolo.  Porque sin amor, no hay nada. Podemos vivir sin odiar, sin enfadarnos, e incluso podemos vivir sin tener que estar tristes.. Pero ¿vivir sin amor? Ojalá pudiéramos hacer eso. Porque todo sería mucho más fácil. Nuestro corazón permanecería intacto. No se rompería jamás, y sería ete…

Te quiero. ¿No te es suficiente? #

Empecé a caminar. Las lágrimas surcaban mis mejillas, quemándome allí donde se posaban.
Él me observaba apoyado en aquél árbol donde un día me dijo lo que sentía por mi. Sus manos estaban cerradas en puños, y sus labios apretados.
Mis manos, en cambio, parecían no tener vida. Mi cuerpo caminaba por incercia...mis piernas apenas sí me respondían. Mi corazón apenas latía con intensidad..
Las mariposas empezaban a desaparecer. Donde estaba aquél sentimiento? donde ese amor profundo, ese cariño mutuo, esa ilusion por todo y esa mirada fugaz, mas poderosa que un beso?
¿Donde había quedado todo?
Podía sentir sus ojos negros recorriendo mi rostro..intentando encontrar algun atisbo de felicidad, ese sientimiento que tantas veces me había sido vedado.
No me atrevía a alzar mi rostro. Mirarle directamente solo me haría caer en esa vulnerabilidad en la que me sumia estando junto a él.
Me detuve cuando vi sus zapatos cerca de mi. Sus piernas se movían, inquietas, inseguras,sin premura…

Odio.

Odio la forma en que me hablas. La forma en que me miras, la forma en que me tocas.
Odio tus besos,tu aroma.. Odio que me trates a tu antojo, y ser la esclava de tus impulsos..
Me niego a ser mas tu sierva...yo no soy tu perra.. No puedes tratarme como a una basura..
Odio tus palabras..  Odio que me dañen.. Odio que me duelan.
Odio mi flaqueza ante ti y odio tu fuerza.
Odio ese sentimiento de lastima que despertabas en mi.. tu supuesta grandeza..
Odio que me humilles, y tu sonrisa..
Odio tus manos. No soporto que me toquen..no quiero que me toquen.
Odio mi poco coraje.. Odio tu poca verguenza.. Odio las miradas de esas personas que solo se paraban a mirar.
Odio tus golpes..
Odio mis heridas.. odio mi debilidad.
Odio tu seguridad.. odio saber que me tienes prisionera.. odio saber que aun sufro con solo nombrarte.
Odio entender que no me dejarás en paz.. Odio ser cosciente de como me duelen tus insultos. Odio admitir que los golpes, a veces, dolian menos.
Odio que existas. Odio tus pa…

Hasta que ya no te necesite.

Intentaré olvidarlo todo. No miraré atrás..no pensaré en tus palabras. No dejaré que el dolor nuble mi juicio.. No dejaré que tu mirada colapse mi alma. No buscaré una excusa para hablarte..ni encontraré una razón para seguirte. No dedicaré mi tiempo a pensarte..
No derramar mas lágrimas por ti. No permitiré que tu indiferencia acabe con mi entereza. No dejaré que tu maldad destroce mi corazón.
Intentaré no ser tan vulnerable. Intentaré no volver la vista atrás. Intentaré no dejar que tu recuerdo me abrume.. Intentaré ser mas fuerte..intentaré no dejarme vencer.. Intentaré luchar contra este dolor..hasta que ya no te necesite.

No me mires así #

Deja de mirarme.
No me mires asi.
Deja de intentar tenerme.
Necesito saber por que siento lo que siento. Repulsión.. y atracción, ambas unidas, al mismo tiempo.
Quiero tenerte cerca de mí.. pero al mismo tiempo quisiera tenerte muy lejos.
Odio esos ojos. Odio esos ojos azules que no me dejan ni respirar.
Odio ese pelo negro, y esa sonrisa arrebatadora, odio.. tu forma de caminar.
¿Por que me miras así? deja de mirarme.
No soporto que me hables así.. con esa voz tan suave, tan jodidamente irresistible.
No quiero ser dependiente de ti.. pero tu mirada me vuelve loca.
Deja ya de intentar tenerme.. no voy a caer.. no puedo caer.
aunque me muera por hacerlo.. aunque muera por estar entre tus brazos.

¿Porqué ella?-Él se pregunta..#

Lento.. ahora mas rapido.. de nuevo lento.. cada vez mas rapido.. cuando su rostro desaparece y aparece en mi mente, ese es el patrón que sigue mi estupido corazon.
¿Pero por que ella? ¿por que ella es la que despierta estos sentimientos dentro de mi?
Es ignorante, es presuntuosa...orgullosa, pedante, complicada.. ¿que tiene esa chica que me está volviendo loco?
Cuando sus ojos color miel me traspasan, siento unas irremedibles ganas de avanzar hacia ella, y hacer que esos labios carnosos se acoplen a mis sentidos, haciendome estremecer.
Necesito beber de ella, sentirla mia, pero odio esta sensación.
¿Como puedo quererla? Es completamente diferente a mi.
No debería sentirme tan atraído hacia ella.
Me asusta pensar, y saber, que un solo movimiento o cambio que haga me afectará a mi en mayor o menor medida.
Me aterra saber que estoy atado a ella por un lazo que ni siquiera sabe que existe, pero que yo tejí en cuanto la vi.
Y aunque este sentimiento me esté volviendo loco, tengo que ha…

Corazones olvidados en tazas de café.

Cuando tu corazón se rompe, no lo notas a primera vista. Tienes una sensación fría en el pecho, pero lo achacas a la incertidumbre.
Esa persona se ha ido para siempre de tí. No volverás a sentirlo por las noches, cuando estés sola, en tu fría cama, imaginando como sería que sus brazos te arroparan en esas gélidas noches de invierno, y como sería que sus labios rozaran tu sien susurrando un débil "te quiero".
Ya no vas a volver a sentir como sus dedos recorren cada parte de tu cuerpo, disfrutando de el, bebiendo de ti.
Y cuando el desaparece por la puerta de tu alma, todo se apaga. Esa luz, que alumbraba la que tu creías que era tu casa, tambien se apaga.
Y tu te quedas quieta, fría, muerta. En tu pequeña mesa vacía, que ya no llena el, sosnteniendo una taza de café.

Bésame.

Paremos ya de querernos en secreto.
Si te pido un beso damelo sin miedo, no pienses en los demas, hazlo solo en mi.
¿No es eso lo que me prometías cuando con tus manos realizabas círculos en mi espalda?
cumple tus promesas, y no las rompas mas.
Bésame sin miedo, en la boca, en el cuello. Besame hasta que tu boca se canse de mi y quiera huir lejos de mi calidez.
Bésame hasta desgarrarme la piel...y no me sueltes nunca.
No dejes que esto se muera.

Tú.

-Dedicame una cancion, lo mas bonito que hayas escuchado nunca.
-Tendría que dedicarte tu propia voz

El amor duele.

Todo es como un cuento cuando conoces a esa persona. Empieza siendo como un sueño, no puedes creer que haya algo tan perfecto. Amas su risa, su forma de ser, la forma que tiene de hacerte sentir la persona mas feliz e importante del mundo.
Te despiertas pensando en esa persona.. te acuestas con su rostro grabado a fuego en la retina.
Y cuando puedes verle, u oirle, te sientes como en una nube. No cambiarias un minuto a su lado por nada, no dejaría que esa persona desapareciera.
Todo es perfecto, como en un sueño..  Pero llegan los enfados.. esas tonterias que hace que os digais cosas de las que seguramente, segundos, minutos, horas o dias despues os arrepentiréis. Sientes como es persona lo pasa mal por ti, sientes su dolor como si fuera el tuyo propio, y cada lagrima que derrama por ti es como un latigazo.
Lo unico que quieres hacer cuando eso pasa es..empezar de nuevo.
Abrazarla, besarla, decirle que le quieres, que lo amas, que es tu vida, tu sueño.. que prefier…

Soy así.

Yo no suelo ser una chica cariñosa. Prefiero un saludo con la cabeza a un beso en la mejilla, y rehúyo los abrazos...no soporto los abrazos.
No me gustan los "te quiero", y odio los "mi vida", pero aun mas odio los "te amo".
Una vez me preguntaron por que era asi, por que odiaba tanto los sentimientos, las emociones, por que me escondia de ellas en mi pequeño mundo vacío.
Yo respondi que cuando te rompen el corazón tantas veces, es imposible no odiar el amor.

Y es ahora cuando siento

que el amor aún no está hecho para mi.
¿Pero que más da esperar? No tengo porqué adelantarme. El vendrá, seguro. No tengo porque buscarlo, porque el me encontrará, simplemente..
[¿Como se te da el desamor? Porque el amor..]

Ni la historia más sangrienta

hizo que un corazón temblase tanto de rabia, miedo, dolor y muerte. Pedazos sin vida de lo que un día fuimos, esparcidos por el suelo, junto a mi dignidad, junto a mis sueños. Miles de ellos felices, rotos con simples palabras que sin embargo, herirían al más fuerte. Ilusiones vacías que tu alimentabas, y que yo creía realizadas, y que no obstante, para tí no eran más que otra cosa con la que lidiar en tu día a día.. como si yo no fuera importante. Como si mis esperanzas no merecieran ser cumplidas. Como si yo no mereciera ser feliz, aunque solo fuera por un mínimo, efímero y pequeño segundo. Tu egoísmo te pudo..pudo con nosotros. Pero sobre todo, pudo conmigo. Rasgó mi entereza hasta casi consumirme, haciendo que mi pobre y roto corazón estallara en llamas, sin posibilidad de resucitar cual ave fénix. Se quemó, y lloró por ti. Lloró hasta casi desgastarse, y cuando lo logró, siguió llorando, anhelante de alguna caricia que consiguiera hacerle seguir latiendo.
Mi corazón …

Puede..

Puede que no debamos estar juntos. Incluso...incluso puede que todo esto sea un error. Puede que tu y yo no estemos destinados a querernos como lo hacemos, ni a desearnos tanto.
Puede que este sea la mayor equivocación de nuestras vidas. Puede que siempre estemos peleando, discutiendo, farfullando insultos que no nos atrevemos a decir de manera clara. Puede que seas algo fatídico para mí.
Pero, ¿sabes qué?
Que me da igual. Me da igual que no debamos estar juntos, porque yo nunca te voy a dejar ir.
Me da igual que todo esto sea un error. Amo este error. Lo amo de una manera sana, amo todo de él.
Me da igual que no estemos destinados a estar juntos. Ahora lo estamos, y te adoro.
Me da igual que no tengamos que desearnos así. Yo ansío tocarte de una manera que a veces duele, pero por pensar en que queda tanto tiempo para poder hacerlo.
Me da igual si este es la mayor equivocación de nuestras vidas. Nunca, en mi vida, había amado tanto equivocarme.
Me da igual que discutamos, que…

Romper corazones

era mi pasatiempo. Estaba acostumbrada a que esos chicos murieran por mi, y nunca pensé que yo pudiera morirme por uno de ellos. Es más, nunca llegué a pensar que el amor fuese real, siempre pensando que más que eso, era una máscara con la que tapar el odio. Porque amar es odiar, y no es hasta hoy, hasta este mismo día, en que me doy cuenta de que he odiado mucho, tal vez demasiado. Y he odiado a las personas equivocadas.
Y él me pregunta que porqué comparo el amor con el odio.
"Es diferente. Es lo contrario.."
Puedo decirle que no. Es lo mismo. Siempre ha sido lo mismo.
Porque debes odiar mucho a una persona para hacerle caer en ese juego macabro y doloroso que es el amor.
[Nadie sale ganando. Todos se mueren un poco por dentro].

Estados.

Te amo, pero te odio. Te quise pero te repugné. Adoro que me mires, pero no puedo sostener esa puta mirada.
Me hacías sentir tan bien que odié la sensación. Me hacias sentir mal y te quería. Amaba que me hablaras, pero odio tu voz. Me alegré al verte. Te odié cuando te fuiste.
 Me morí con aquél adios pero me revivió el saber que no eres más que mierda.
Me has hecho tanto daño que que ya ni siento, me has querido tan poco que no podía dejar de necesitarte.
La locura fue conocerte. Lo equivocado fuiste tu.
[Del amor al odio hay un paso. Te odio, pero te quise.]

Aún siento

las caricias que me daba tu voz. El sonido de tu respiración en mi cabeza, tu olor en mi piel, tus besos en mi boca...
Vivo enamorada del amor, de tus ojos, de la miel de tu pelo. Vivo enamorada de ti. De ti y tus manos. De ti, y de tus brazos. De ti, y de tu cielo.
Vivo enamorada del aire que respiras, y de tu cuerpo. De tu ser, y de tus verbos. "Querer" "Volver" "Perdonar".
Te amo con el alma. Te necesito con el corazón.
[Viviría por tí, moriría por vos.]

Kilómetros.

Son 9 letras. No son tantas. No es tanto.
Son soportables, si me quieres. Pero son impensables, si te marchas.
Porque mi amor traspasó la frontera, y llegó a tu pecho, atravesándolo, raptando aquél corazón solitario para darle vida con cada beso.Y me mirabas con aquél iris marrón chocolate, y me perdía. Entre tus sábanas. Entre tus brazos.
Y cuando se alejaron, me sentí vacía. Pero tu voz me ayudó a sentirte. Y besé tu aura aunque no te tocara.
Y abracé tus manos aunque no me acariciaran.
Me sentí viva por primera vez en mi vida..
[La primera vez que escribiste "te quiero" con esas teclas.]

Comatose.

Me dejaste en coma  el día que reviviste el odio. El día que acabaste con la poca entereza que me quedaba, destruyendo la coraza de valentía que recubría mi ser.
No tuviste miedo de herirme. No mostraste ninguna piedad al desgarrarme.
Y lo único que recuerdo es tu sonrisa, arrebatándome la vida de una forma tan letal, que partiste ese pobre corazón ya desquebrajado de tantos golpes.
No quisiste quererme.
[No te permitiste echarme de menos.]

Que veneno tan grande

ese que entra por el corazón. El que derrota nuestras defensas y derriba el muro que nos creamos a su alrededor.
Que dolor más grande cuando se infiltra en las venas, cuando recorre tu sangre, cuando te destroza por dentro.
Que miedo más aterrador el saber que puede hacerte perder la cabeza, enloquecer, llorar más que por los ojos y morir de pena.
Que estupidez caer en él, dejar que te posea, que te retenga en sus garras. Es una idiotez, permitir que te haga suya.
[El amor, el peor de los remedios para esa enfermedad llamada soledad.]

No quiero excusas sobre la forma.

Ni sobre el trato.
No quiero excusas sobre la manera de hablarme, ni de quererme. No las quiero ni tan siquiera de la forma en que me odias ahora. ¿Sabes..? Tampoco las quiero por la poca delicadeza que me mostraste al final.
No quiero excusas sobre lo que eres. Ni sobre lo que fuiste.
No escucharía tus explicaciones ni aunque eso me salvase de la caída.
No quiero oir tus lamentos, ni tu perdón.
No quiero nada más de tí.
[¿En que te convertiste? ¿Donde te dejaste el corazón?]

Amar la forma en la que ríes

no es más que uno de mis muchos castigos. Ver tu rostro cada vez que mis párpados se cierran es más que un sueño. Es mi realidad. Porque te amo, con cada poro, con cada vena, con cada parte de mi cuerpo. Porque que mis manos ansíen tocarte no es sino la penitencia que me toca vivir cada día.
Porque te deseo ardientemente, y mi cuerpo necesita tu cuerpo.
Mi piel necesita rozarte solo para mantenerse con vida. Mis dedos solo necesitan acariciarte para sentirse bien.
Porque adoro la forma de tu ser, y cada parte de tu anatomía.
Porque te quiero desde que empieza el día hasta que la noche empieza a acecharme.
Porque fuiste, serás, y eres mío.
[Y lo sabes, por mucho que lo sigas negando.]

¿Sabes qué?

Que te quiero. Lo supe desde aquél día en el que hiciste reir y reir como un loco. Lo supe cuando una parte de mi se quedaba hueca cuando tu no estabas. Cuando pasaban los días y no sabía nada de tí, y algo en mi interior me decía que te buscara, que te encontrara y que te hablara de nuevo. Lo supe cuando cada vez que me hablabas, algo en mi interior se hacía grande, cuando las mariposas...no. Cuando los rinocerontes tamboleaban en mi estómago y me hacían seguir escuchando tu voz...y me hacían querer escuchar y ver tu sonrisa.
Lo supe cuando me dijiste "Te quiero" y mi corazón se desbocó, las pulsaciones disparadas hacia todas las direcciones, buscando las tuyas para saber por fin lo bien que encajaban.
Lo supe cuando te toqué y sentí tu tacto suave como el terciopelo, y cuando olí el aroma de tu pelo...fresas.
Lo supe cuando me imaginé sin tí, y quise morirme. Lo supe incluso antes de conocerte.
Te quiero.

Un mundo mejor

Se que habría que pensar que un mundo mejor sería posible si desaparecieran las guerras, las enfermedades, el egoísmo, o la maldad.
Pero yo aún soy una niña. Todavía no me preocupo por cosas tan adultas. Me da igual quien gobierne. Me da igual quien empezó la guerra. Me da igual quien la terminó.
Mi mente inocente no cree que eso sea lo importante aún.
Para mi, un mundo mejor es aquél en el que puedo ir contigo de la mano sin importar el que dirán.
Un mundo mejor es aquél donde poder besarte sin sentirme culpable.
Un mundo mejor es aquél donde poder amarte sin prejuicios, y adorarte sin trabas.
Un mundo mejor es aquél donde tú existas.

Es patética la forma

en la que intentas buscarme sustituta. Crees que ella será de alguna manera, todo lo que yo en su momento fui, cuando nisiquiera de tu mente, ni de tu sangre, desaparecí.
Alguna vez ya te dije que admiro a esas personas capaces de entender que el mayor error del ser humano, es intentar sacarse de la cabeza aquello que no sale del corazon.
[Por eso ahora te digo que a ti, no te admiro.
te compadezco.]