viernes, 14 de diciembre de 2012

Mataría monstruos..


por lograr, que nunca desaparezca la sonrisa de su rostro.
Que nunca se entristezca.
Que nunca se caiga más veces de las que pueda soportar.
Que nunca se dañe, que nunca se rompa.
Mataría monstruos, por poder permanecer a su lado, el resto de mi vida.

"El falso amigo es como la sombra que nos sigue mientras dura el sol".


Es cierta.
Nos abandona cuando llega la tormenta, cuando el frío acechar y más necesitamos de su cobijo.
Nos abandona en esos momentos en los que se te agrietan los labios y se endurece la piel de las manos.
Nos abandona cuando más la necesitamos.
Y es símil de una amistad basada en mentiras.
Se va, para no volver.

Los polos opuestos se atraen, pero..¿es válido ese amor?


Los polos opuestos se atraen, pero pienso que los que realmente son iguales, o parecidos, son los que triunfan.
Porque, seamos realistas.
No podrías vivir el resto de tu vida con alguien que es tan diferente a ti.
Acabaríais quemados de tanta discusión.
De tantos puntos de vista diferentes.
La gente cree que la vida en pareja es como las que se ve en una película romántica al uso.
Pero la realidad, dista mucho de la ficción en este caso.
Un amor no puede sostenerse a base de peleas y desacuerdos.
Tampoco estoy diciendo que dos personas parecidas interiormente no discutan, pero te aseguro que no tiene punto de comparación.

¿La soledad hay que afrontarla, o buscar una salida desesperadamente?


¿Una salida para la soledad?
No la hay.
La sientes, y punto. No hay más.
Te embriaga y te enjaula, y no te da tregua. No te deja ni pensar, ni discurrir, ni actuar.
Simplemente, embruja todos tus sentidos, hasta que consiga que dejes de pertenecerte.
Hay gente, sin embargo, que la finge.
Que finge soledad, porque la cercanía, ya la experimentaron, y les dolió.
Soledad, no tiene un nombre bonito, como felicidad.
Pero a veces, comparten más, de lo que se ve a simple vista.

¿Una sonrisa a la luz de la luna, o una luna a la luz de su sonrisa?


No solo una luna, sino cualquier astro a la luz de su sonrisa.
Un universo de sensaciones a través de su felicidad.
La vía láctea de su carcajada cuando es alegre, de su media luna cuando algo le preocupa, de su mueca cuando algo le desagrada..
Amo cada constelación de su boca.

¿Puede alguien no estar enamorado de nadie, parte de su vida adulta?


¿Porqué solo de su vida adulta?
Alguien puede no estar enamorado de otro alguien, en cualquier momento de su vida.
El amor, no es algo que se encuentre a la vuelta de la esquina.
Por culpa de la infravaloración a la que se está denigrando este sentimiento, es posible que haya gente que así lo piense, pero no.
Hay gente que no conoce el amor en toda su vida.
Hay gente que vive con ese vacío de pecho, para siempre.
Hay personas, que nunca llegarán a sentir esa sensación de pecho escapando de su ser.
Simplemente, hay gente que nunca mirará al amor a los ojos.

Si te dieran la opción de modificar el mundo y convertirlo a un modo utópico ¿querrías?


No.
Porque sería desprestigiar el significado mismo de utopía, como algo inalcanzable.
Lo bonito de las utopías es que son pensamientos que no dañan, que están en nosotros, y pueden incluso darnos felicidad cuando estemos triste. 
Además, solo sería utópico para mi, puesto que cada persona tiene su propia idea de utopía.
¿Para que desear mi propio mundo utópico, si también lo destrozarían?

Believe.


Me gustaría decir que yo, ya no creo en el amor.
Me gustaría decir, que no, que ya no lo siento.
Que si, que me duele pensarlo.
Que quizás, quizás me hiera saber tenerlo.

Me gustaría hacerle ver, que no le necesito. Que no me es necesario. Que ya solo me trae frío.
Me gustaría saberme libre de su atadura, libre de sus quemaduras, libre de su melancolía.
Me gustaría abrirle la ventana de mi alma, la de atrás. Para que su marcha pudiera postergarse, hasta un por siempre jamás.
Me gustaría poder mirarle a los ojos, y negarle todas y cada una de las sensaciones que me hizo experimentar.
Te juro que me gustaría poder decirle, que él se llama amor, porque duele, y escuece. 

¿Sabes que ocurre?

Que no puedo.
Que no hay fuerza dentro de mi para darle la espalda.

Que no hay certeza alguna, de que no sea él, y solo él, el que cure las heridas que me escaman.

Break.


Cuando soy la causante de los rotos y desquebrajo de un corazón, mi cuerpo se encierra en sí mismo.
No es capaz de reaccionar.
Está demasiado conmocionado.
Demasiado herido.
Demasiado avergonzado.
Ser la causa de la tristeza de alguien..
Simplemente me deja sin respiración.
Haría todo lo imposible e inimaginable, solo por poder reparar uno a uno todos los destrozos que hubiera podido causarle.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Memories.

Los recuerdos te atenazan. Te destrozan. Puede acabar con toda la coraza de fuerza que retenga tu tristeza, hasta casi consumirla, en cuestión de segundos.. en cuestión de rotos imprevistos. En cuestión de daños sin resolver. 

¿Quién es el que nos dice que no sintamos, cuando más necesitamos sentir?
¿Quién es el estúpido que se atreve a negarnos esas lágrimas inconexas, ese brote de llanto irrefrenable?
¿Quién es, el que se atreve a desear nunca haber conocido?

[Corazón..]

Y dime ahora, ¿amas? ¿Puedes.. ser feliz? ¿Sientes?..

No. Claro que no. Sigues siendo, aquél mismo ingrato que me negó todo lo que un día quise, y se negó, así mismo, la capacidad de padecer cualquier tiempo de enfermedad emocional.

Nunca llegué a pensar que pudiera..odiar algo tan fuertemente, que el pecho doliera por ello.
Pero es así.

Odio todo lo que tiene que ver contigo, asqueroso y mugriento órgano sangriento.





Dolor.

Me angustia la pena, y me mata la soledad.
Mil cuchillos me atraviesan la traquea, y ya no se como continuar.
Peleo, entre mil batallas, por su amor merecer.
Pero veo que me caigo en un abismo, del que jamás sabré volver.

Y me mata la agonía, de saberme su quizás..
Y me mata la tristeza, por no poder sentir jamas.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Retales.


El viento azotante, 
atardecer resonante, 
otoño pasajero.

El cielo nublado, 
sin ti a mi lado, 
hojas que caen.

Amor de mi vida, 
de vuelta y sin ida, 
vuelo hacia ti.

martes, 4 de diciembre de 2012

Tiempo.


Dejando atrás una voz del pasado,
destartalado el día,
deseosa la mañana,
por verte de nuevo.

Dejando atrás la pasión del presente,
desesperación mía, 
destrozado guía, 
que no encuentra refugio.

Dejando atrás la ilusión del futuro,
desazón y desidia, 
corazón suicida, 
regente de infortunio.

Y sin embargo.


Vivo entre tus sollozos, 
siento tu pena como mía,
vuelo hacia tu soledad infligida, 
y sin embargo, muero.

Vivo entre tus lágrimas incesantes, 
siento tu necesidad como mía, 
vuelo hacia la cárcel de tus ojos, 
y sin embargo, muero.

Vivo entre tus grietas acorazadas,
siento tu alma como mía, 
vuelo hacia la mortandad de tu espíritu,
y sin embargo, muero.

Destrozos.


Rotos ideales de una vida justa,
pastos de soledad.

Infligida muerte en latidos,
símbolo de maldad.

Retales de mentiras,
destrozan sin piedad.

Siembra de corazones rotos,
por vidas que no volverán.

Mirada.


Vuelves a encumbrar el sol de mis mañanas.
Y la vida amenazada, 
tantos años encarnada,
vuelve a mi en su desnudez.

Vuelves a enojar al gris de tus atardeceres.
Y la negrura acaecida, 
veces ha aparecida, 
vuelve a mi sin calidez.

Dolor.


Siervo antaño de tu cintura,
vicio mismo de tu ser.
¿Acaso mi vida no di ya por tus labios?
Y aún ahora no logro calmar mi sed.

Tiempo ha de mis suspiros, 
sombra y llama de tu tez.
¿No hubo suficiente aún con mis sacrificios?
Escombro y tierra ahora asolan mi ser.

lunes, 3 de diciembre de 2012

Amor.


La espada clavó su aguijón,
en lo más profundo de mi pecho;
muerte en vida, sin más sonetos que blandir.

Su mirada en mis ojos clavada, 
la de esa muerte eterna;
rosa plateada que abruma mi ser.

Asesino de mil demonios, 
que me aplaca el corazón en ruinas;
vivo para morir en sus brazos.

Criatura etérea de semblante frágil,
que atenaza mi buen juicio;
no hay más cobijo que el de sus abrazos.

Dime.


Linde salvaje de tu rebelde cabello, 
dime, ¿llego tarde?
Al suspiro de quien te porta,
al abrigo de sus abrazos.
Dulce aroma a recién amada, 
dime, ¿es suficiente?
Que te piense tanto en vela, 
que te estime en mi pecho.
Bello arco-iris de tus ojos madreselva,
dime, ¿echas de menos?
Los cálidos amaneceres de mi sonrisa,
los te quiero empapados de promesas suicidas.

Desolado.


Mundo negro, esclavo de sus palabras.
Mirada perdida, sierva de su soledad.
Ojos como clavos, observadores sin ver.
Mis labios encarnados, por no besarte esta vez.
Y amé su mundo, mirada rota.
Y creí en sus ojos, labios tímidos.
Pobre su último hálito, pálida tez.
Pobre de mi, calidez congelada, por no volverte a ver.

Despedida.


Despedida triste y cruel.
Aquí me hallo ante ti, 
presa de tu muerte en latidos.
Despedida callada y hastía. 
He aquí mi congoja, 
presa de tu maldad y mutismo .
Despedida astuta y rauda.
Aquí yazgo en vida, 
presa de tu frialdad y castigo.

Amada mía.


Diga yo, ¡ama!
y amor tendrás, corazón en vida.
Diga yo, ¡lucha!
y batalla en sangre ha, tumba de secretos.
Diga yo, ¡vive!
y la vida asustadiza, difícil camino.
Diga yo,¡muere!
más nunca te irás, pluma mía,
que te ve inmortal.

Canta.


Canta, ruiseñor de atardecer.
Y amanece mi espíritu, 
cauto y enamorado.
Canta, tu voz en mis oídos.
Retando mi alma a un duelo a sombras, 
cegada en luz, y tormenta.
Canta, lágrimas bendecidas.
Y retarda mi marcha, 
manchada de recuerdos, amor mío.

Heridas.


Tu piel, tiembla la mía.
Tus ojos miran, presos tu belleza;
reflejada en los míos.
Y amas, amor roto, 
pero tibio en mis labios.
¿Que me hace desearte tanto, 
si no es tu coraza fuego, 
corazón marchito?

Mi ángel, mi astro.


Y me miras, y me sano.
Porque eres el dolor, y la cura.
Mi vida, y la propia muerte.
Toco tu alma, y siento tu halo.
Huele a sol, y a estrellas.
¡Qué mezcla tan gozosa e imposible!
Como tu, y como yo.
Cálido, y hielo.
Nube, y sombra.
¡Qué necia aquella oscuridad que amenaza nuestro cielo!
Yo amo, y juro hacerlo.
¿Amará ella, aún en abismo?