sábado, 2 de agosto de 2014

Sólo soy una chica.

No puedo detener el tiempo, ni viajar a través de el.
Ni siquiera tengo el poder de detenerme a mi misma, ni de viajarme por todos los recuerdos que me sustentan.
Si me empujas, me caigo. 
Si me gritas, me rompo.
Porque en el fondo soy todo cristal sin acorazar, a prueba de todo menos de ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario