miércoles, 25 de junio de 2014

Música.

Me ayudabas cuando todo se volvía negro, 
cuando el sol se escondía y la luna volvía de nuevo.
Me decías bajito 'levanta', 
te susurraba al oído 'no puedo'.
Me mirabas, irreal, y cantabas, 
mientras yo me quedaba en el suelo.
No dejabas que yo decayera, 
y aún así yo seguía 'no puedo'.
Me mirabas, tus ojos escarcha, 
te mentía y decía 'si quiero.'
Si quiero salvarme, si quiero salir, 
seguir adelante aunque cueste vivir.
Si quiero quedarme, quiero sonreír.
Quiero ser la musa de todos tus 'bis'.
Y aunque no me creías, querías hacerlo, 
y me sostenías, besabas mi cuello.
Anclada a mi alma, enganchada a mi cuerpo, 
yo toda la vida tenía, para ser de nuevo
la chica sencilla, música viva, 
de sangre caliente y ojos sinceros.
Y tú me creías, y me sostenías, 
me dabas la vida con tu melodía.
Creías en mi, decías que si a mis ganas
de ser todo lo que quería, 
me dabas las alas, me hacías volar, 
me liberabas de toda malicia.
Así acabó, mi musa eras tú, 
la música salvó lo que más quería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario