Siempre hay salida.

Por muy oscuro que sea el sendero, y por muchas espinas que tenga el camino, siempre la hay.
Incluso cuando creemos que todo está perdido, y que la felicidad no has sido vetada para ya nunca más volver a embriagarnos con su perfume y su esencia.
Siempre hay salida.
Y me duele ver como día a día, hay gente que aún cree que el camino se acaba justo cuando la soledad comienza.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Write.

Paradoja.

To build a home.