miércoles, 29 de enero de 2014

Reflexión#

Y puede que lo que ocurra, es que el viento sopla en dirección opuesta a todo lo que sentimos.
Y es curioso, porque yo recuerdo promesas de amor contra todo tipo de inclemencia climática, o de cambio en el corazón.


1 comentario:

  1. Las promesas que cuentan son aquellas en la que esta en nuestra mano controlar...y lamentablemente esas no son así...Ánimo.

    ResponderEliminar