Lov(h)e(ate)


-¿Por qué le odias tanto? Dime.
+¿Odiarle? No, yo.. Yo no le odio.
-Sí, si lo haces. No quieres aceptarlo, pero lo haces. 
+¿Por qué lo dices? Yo.. Yo no..
-Por como le miras. O por como no le miras. Lo veo en tus ojos. Ese fuego que se calcina lentamente cada vez que le ves. No hay llamaradas de pasión.. Sólo cenizas fruto del tormento. Así que dime, de nuevo.. ¿por qué le odias tanto?
+Supongo que, porque una vez, lo amé demasiado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Write.

Paradoja.

To build a home.