sábado, 10 de agosto de 2013

Nadie nos avisa de cuanto duele el amor.

 ¿O es que acaso alguien nos da un libro de instrucciones que nos indique  cuando abrir o no abrir nuestro corazón a alguien para que deposite todo su amor en él?
Cuando somos jóvenes, nadie nos dice que el amor puede llegar a ser tan devastador.. tan..dañino.
Y nadie nos dice “puedes romperte, puedes caer en mil trampas de desamor, y desgarrarte hasta tal punto de quedarte desarmado, en lo más profundo de tu alma”.
Nadie nos avisa de que podemos quedar desfigurados por dentro, desintegrados hasta tal punto que el corazón se marchite y se consuma.
Nadie nos alerta.
Y es entonces cuando caes en el abismo de autodestrucción, por asesinar sentimientos que tu creías vivos, y que por mucho que quieras, nunca podrás recuperar.
 
[Que yo siempre te querré, por muchos monstruos que nos encontremos por el camino]

No hay comentarios:

Publicar un comentario