Me destroza.

El vacío se hizo más grande, y oscuro.
Retazos de lo que un día fuimos, destruídos, aniquilados.. No queda nada.
Y me preguntan que porqué lo sé. 
Porqué, aún sin verte, sé que estamos destrozados. 
¿La sensación de 'todo irá bien'? ¿De.. de 'corazón a prueba de demolición'? Ya no la siento.
Ya no está aquí.
Me abandonó tan sin pausa, tan debo irme.. Me abandonó sin mirar atrás.
Ni tan siquiera una despedida cruel y triste, como aquélla que tú me dedicaste al marchar.. Ni tan siquiera eso.
Acabó con todos los muros que me protegían del amor de manera tan enfermiza; tan envenenada.
Me avasalló. Terminó con todo aquello por lo que luché, por lo que en su día batallamos.. 
Terminó con todo lo que tenía que ver contigo, y se llevó tu ausencia, dejando un hueco aún más profundo en mi alma.
 La oscuridad quiso engullirme, aún cuando mi cuerpo y mi corazón seguían agarrándose a todo lo que tú suponías, a todo lo que de ti me quedaba..
Pero ya era demasiado tarde.
Incluso tus huellas me dejaron sola.
Incluso se llevaron tu olor..
Y observaron como todo en mi se rompía.
No pude llorarte, ni tan siquiera escribirte.
Me dejaron casi inerte, con el corazón roto y mil cuchillos atravesando mi garganta en forma de grito silencioso.
'Vuelve', quise gritar.
Pero ya no me quedaba nada.


Comentarios

Entradas populares de este blog

To build a home.

Paradoja.

Estoy enamorada.