lunes, 6 de mayo de 2013

Todo lo que siento, hace juego con tus ojos.

Con tu forma de mirarme, hasta de caminar.
Hace juego con tu alma, y también con tu tez.
Podría observarlas a ambas, hasta el amanecer.

Que si te hago versos, es porque te amo.
Que si alguna vez me siento vacía, es de ti.
Que si me veo sola y desprotegida, es por falta de tu halo.
Que si muero en vida, lo hago sin morir.

Y ahora me preguntas si lo haría.
Si antepondría el nosotros al quizás.
Si dejaría las tierras baldías por tus ojos,
esos, que hacen juego con mis sentimientos sin hablar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario