jueves, 16 de mayo de 2013

Retales de soledad.

Que desastroso aquél corazón coraza, que dejó tantos rotos..que fingió tanto amor.
¿A caso no tenía derecho? Después de todos sus rasguños, ¿no tenía derecho a crear los suyos propios? ¿A asegurarse el no-olvido?
Infravaloramos el poder de un corazón roto, cuando es éste y no otro, el único capaz de destrozar hasta la muerte; de asesinar sin compasión.
¿Que por qué, me preguntas?
Porque sólo alguien destrozado es capaz de aniquilar con la misma crueldad que precedió a su muerte, por engañosos latidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario