Se perdió.

La inspiración; no creo que haya muerto, sino que se topó con un bucle sin retorno del que ya no sabe salir.
¿Es mi culpa acaso, que lo único que ahora quieran mis manos, sea descansar en sus brazos?
No.. no puedo escribir como antaño hacía.
Ya no vuelco mi pasión en hojas en blanco, ni en plumas de pasión herida.
Ya no busco el alma de las cosas, ni me planteo como sería así mi vida.
Me duele pensar que todo esto acabó, que ya no hay más palabras que describan mi mundo interior.
¿Realmente es el fin? ¿Realmente llegó el momento de decir hasta aquí?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Write.

Paradoja.

To build a home.