Never be the same.

Siempre piensas en como será tu vida a ojos de otra persona.

Como describirán sus ojos el juego de tus movimientos, o como su boca respirara el aire que tu expiras. 
Intentas descifrar el sonido de sus risas, para entender mejor como sonarán todas las que tu tienes.
Y no cesas en el intento de conocer cada uno de los aleteos de sus pestañas, por la simple curiosidad de saber si cuando tu pestañeas, mueves más que aire. 
Pero hay algo que, por mucho empeño que pongas, nunca lograrás descubrir de forma total.

¿Que pensará su corazón? ¿Qué sentirán sus pulsaciones?

Llegas a la conclusión de que, al igual que tu, muchas personas vivirán con la agonía de nunca conocer el misterio de tus latidos; vivirás sabiendo, que nadie conocerá el verdadero secreto que esconden tus labios. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Write.

Paradoja.

To build a home.