jueves, 24 de enero de 2013

Mi corazón se encoje.

Cada vez que te escucha hablar, o sentir.
Cada vez que te nota respirar, por vivir.
Cada vez que te roza, corazón, la piel.
Cada vez que dejas, sin respiración, cada parte de mi ser.

Y me muero si te vas, 
y te matan si me quedo, 
por que mi amor por ti fue sangre, 
sangre que derramé, como pluma y su tintero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario