Angustia.

¿Alguna vez la has sentido?
Ese terror congelado que atenaza tu alma hasta casi desmembrarla, despojándola de carácter alguno.
El vacío inconexo de aquéllas palabras que rompen con tus principios, hasta casi aniquilarlos, restándoles cualquier sentido.
Ese sentimiento de culpa, por todo aquéllo que hiciste, por todo aquello que no dijiste, y acabó pasándote factura.
El frío que se apodera de tu corazón, a cada paso, más cerca, sin darte tregua.
¿Alguna vez has tenido la sensación de caer y caer, sin pausa, hacia un abismo de oscuridad creciente?
¿Alguna vez has sentido, que ya no merecía la pena luchar?

Comentarios

Entradas populares de este blog

To build a home.

Paradoja.

Estoy enamorada.