martes, 4 de diciembre de 2012

Tiempo.


Dejando atrás una voz del pasado,
destartalado el día,
deseosa la mañana,
por verte de nuevo.

Dejando atrás la pasión del presente,
desesperación mía, 
destrozado guía, 
que no encuentra refugio.

Dejando atrás la ilusión del futuro,
desazón y desidia, 
corazón suicida, 
regente de infortunio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario