viernes, 14 de diciembre de 2012

"El falso amigo es como la sombra que nos sigue mientras dura el sol".


Es cierta.
Nos abandona cuando llega la tormenta, cuando el frío acechar y más necesitamos de su cobijo.
Nos abandona en esos momentos en los que se te agrietan los labios y se endurece la piel de las manos.
Nos abandona cuando más la necesitamos.
Y es símil de una amistad basada en mentiras.
Se va, para no volver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario