Fantasmas#

Pensé en no volver a sentirlo. 
Pensé en dejarlo correr, en desterrar el sentimiento, en esconderlo en lo profundo de mi corazón, allí donde la coraza no era visible, pero si efectiva.
Deseé con todas mis fuerzas que no volviera a pasar.
Que el corazón dejase de latir tan fervientemente.
Quise por todos los medios, que cesara.
¿Pero quien le dice a ese maldito órgano sangrante, que deje de sentir?
¿Quién le prohíbe latir desbocado, sin rumbo al horizonte, pero si al fin de sus brazos?
Y le odié por ello.
Porque amó sin que se lo pidiera.
Dio todo sin preguntar si necesitaba arreglos.
Rompió todo de mi, sin pensar en los destrozos.
Enamoró mi alma, y caí, sin remedio.

Comentarios

Entradas populares de este blog

To build a home.

Paradoja.

Write.