viernes, 30 de noviembre de 2012

Eres aquéllo de lo que no quiero, ni puedo, despegarme.

Eres como mi abasto.
Eres como mi sobrevivir.
Eres todo aquéllo que me mueve.
Eres como la salvación que siempre esperé.
Eres como mi propio astro.

[Te seguiré hasta los confines del tiempo.
Te amaré, hasta desgastar el corazón.]

No hay comentarios:

Publicar un comentario