viernes, 30 de noviembre de 2012

El sonido de tu corazón.

Puedo oírlo a kilómetros de distancia.
Puedo sentir como bombea tu sangre, como late con desaforación.
Y es mi mejor sensación en los momentos de necesidad.
Saber, que tu órgano vital esperará por mi, hasta el final de los tiempos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario