No es un adiós.


Me está costando mucho escribirte estas líneas.
Nunca..te prometo que nunca, pensé que nuestra vida juntos, quedaría reducida a la peor de las cenizas. 
El amor que tu me diste.. y la forma en la que el mío recibiste..
No podré olvidarte nunca.
No podrás ocupar un lejano puesto en el abismo de mis recuerdos rotos.
No podrás pasar a ser solo "aquella persona que despertó todo lo que había dormido en mi".
No podrás ser, simplemente "aquella persona que amó cada uno de mis defectos sin importarla la propia defectuosidad de éstos".
No podrás ser, solamente, "aquella persona que me recompuso por dentro".
Aquella, que unió aquellos despedazados trozos.
Porque siempre, vida mía.. siempre, serás algo más.
Ahora que te has ido.
Que te has ido para no volver.. no se que palabra utilizar para describir lo que me hiciste sentir solo con tu presencia. Solo con tu mirada clavada en mis oscuras pupílas.
Solo con el calor que desprendían tus brazos cada noche..
Te prometo que no puedo encontrar vocablo que describa, todo lo que aún sigues haciéndome sentir, sin ya nunca más poder volver a tenerte presente.
-Nunca pensé que acabaría así, te dije, aún con las lágrimas ahogando cada una de mis palabras.
Mi mano cogiste, y aún sin fuerzas, sonreíste.
-La muerte, no es el final, amor.. es solo ese otro camino, que alguna vez, todos tendremos que emprender.
Esto, mi vida, no es un adiós.
Es un..hasta pronto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Write.

Paradoja.

To build a home.