lunes, 10 de septiembre de 2012

Yo#


Hablo de amor porque lo siento en cada parte de mi piel, sale por mis poros, y en cada una de mis respiraciones.
Hablo del dolor porque es la promesa manchada en sangre que me produjo la marcha de todos aquellos que me prometieron quedarse, y solo me dejaron con un corazón roto y ni tan siquiera una triste despedida.
Hablo del odio sin hablar de él, porque es un sentimiento que me niego a sentir por nadie. Es demasiado grande, demasiado complejo. Nadie se lo merece, aunque muchos deseen que así sea.
Hablo de muerte porque lo viví casi en mi piel, me partió en dos, rompió con todo lo que tenía planeado y se llevó a un ángel al que aún le quedaba mucho para tener alas.
Hablo de la ruptura porque puedo, porque se habla de lo que se experimenta, y por desgracia, he roto, y me han roto por dentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario