Hace ya mucho tiempo, que dejé de buscar#

¿Para qué?
Tu me completas. 
Eres el elixir que me da vida, mis ganas para todo, mi afán de superación, mi día a día y todas mis noches.
Eres el aire que me hace falta y la cura para la soledad que me sobra.
Mi sol cuando todo está ciego, y mi luna cuando quiero ver mejor.
Eres mi abecedario entero, resumido en dos letras: T U.
Eres todo lo que necesito, porque joder, amor. Eres todo lo que quiero.
Y a veces me preguntan que porqué lo dejé todo por ti. Porqué aposté mi vida en un juego en el que la mayoría de las personas salen damnificadas. 
Yo no sabía que responder. No haya palabras para ello.
Que alguien me diga como describir el amor tan real que siento por ti, y joder, te juro que lo hago, cada detalle, cada calada de vida que me regalas.
Pero no puedo. Porque no se.
Porque no puedo, simplemente, dejar que las palabras mengüen lo que siento, porque es demasiado.
Porque es enorme.
Entonces, cuando me preguntar que porqué lo dejé todo por ti, yo solo les miro y sonrío. 
Y cuando sonrío, espero que ya quede todo aclarado. 



[Yo nunca sonreía, hasta que apareciste tu. Mi cuerpo tachaba de ilegales las sonrisas, pero tu llegaste y alteraste por completo todo el sistema carcelario de mi ser]. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

To build a home.

Paradoja.

Estoy enamorada.