miércoles, 4 de julio de 2012

Me dijo que volvería#

 Me dijo, que no sería para siempre. ¿Sabes que me dijo? Me dijo que se quedaría conmigo toda la vida, que no me abandonaría, que no me dejaría caer.


¿Sabes lo peor? Que yo le creí. 

Le di todo, todo mi corazón, mi alma, incluso los sentimientos encerrados, todo eso le di. Pensé que el no me destrozaría, porque siempre me dijo que a él le habían tratado como a una mierda antes que a mi. Pensé que sabría lo que era el dolor, el verdadero dolor. 
¿Y que hizo?

Desgarrarme. Dejarme hueca. Vacía. Sin rostro.

"En algún momento, puede que yo abandonara ese amor. Ahora, era yo una de los olvidados".
Me dijo que no me detuviera, que le buscara cuando la llama se apagara.
Pero no me dejó prender. No me dejó volver a encenderla.
Y las cenizas nos consumieron, ambos, muriendo en vida por dentro.
Me prometió que nunca me fallaría, que no dejaría que cayera en ese abismo de sufrimiento y soledad.
Me juró, que me rescataría de mis propias sombras. Pero sigo aquí, sola, fría y con el corazón congelado. 
Y no le siento.
Te juro, que no le siento.
[Y eso, me da más miedo que la mismísima muerte.]

No hay comentarios:

Publicar un comentario