Orgullo #

El orgullo nunca fue un buen amigo de las relaciones.
Las lleva al fracaso. Las hace caer en el abismo de no-felicidad que casi todo el mundo teme.
Las mata..
Pero aún así, siempre está presente en ellas.
Siempre, una de las dos partes, saca el puto orgullo, y agasaja con todo, sin dejar rastro.
Amas al amor, con él de por medio, destrozándolo todo.
Pero entonces llega.
Llega esa persona que pelea contra él. Que le planta cara. Que no se deja llevar por su halo de bondad oscura.
Llega esa persona que, mirándote a los ojos, dejando todo el alrededor a parte, te dice:

-Cuando estoy contigo, dejo el orgullo a un lado.

Es entonces cuando te das cuenta, que no quieres vivir ni un segundo más, alejada de esa persona.

Comentarios

Entradas populares de este blog

To build a home.

Paradoja.

Write.