No puedes dejarlo todo y esperar que te entregue mi alma..#

Y aun sabiendo lo que duele, te dejo marchar. Dejo que tus besos se vayan de mi lado...que tus caricias dejen de rozar mi piel, desatando esa magia que nos une.
Y aun sabiendo que no volverás jamás, sigo pensando en tus abrazos, esos que me dabas bajo aquél árbol, esos que hacían que las flores de nuestro al rededor crecieran mas despacio, pues el tiempo se detenía.
Y aunque quiero ser feliz e intentar poder sonreir de corazón, no puedo.
No puedo hacerlo simplemente por que tu eras el que dibujaba sonrisas en mi rostro.
Tu eras el que hacía que mi corazón latiera desbocado, y aun lo hace...cuando te recuerda.
Y tu eras aquél sueño del que juré no despertarme nunca.
Pero abrí los ojos, y mi sueño se fue en un suspiro, tan rapido, como las hojas caen en otoño, tan efímero, como esa mirada que me dedicaste al marchar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

To build a home.

Paradoja.

Estoy enamorada.