lunes, 27 de febrero de 2012

Ingenua.

Estúpida, estúpida ingenua. 
Creo que nadie nunca nos hará más daño, y con seguridad, espero que no haya otros labios esperando con ansia tus besos.
¿Pero porqué vivo en ese mundo, que no existe?
Pérdoname si no quiero hablar mucho de esto pero.. me pone triste. 
Y tu me preguntas porqué, como si yo tuviera alguna..duda sobre tí. Pero no eres tú. Soy yo. 
Soy yo.. con mi coraza.. con mi muralla torácica. 
Yo nunca podría mantener la mente fría, como hielo, si se tratase de ti. Si siempre va a tratarse de tí.
Yo se que.. nunca voy a ganar esa guerra contra sus besos. Dime de igual manera, si alguna vez ella te besó con la dulzura con la que yo te besé. Si alguna vez te tocó con todo el amor que yo encierro dentro de mí.
Sencillamente, perdóname si no quiero hablar.. pero todo esto me pone triste.
Si ahora te presentases frente a mi puerta, pidiendo, simplemente.. estrechar mi mano..
yo podría ser capaz de regalarte el mundo, en una caja, con tal de que pretendieses estrechar mi cuerpo entero.
Pero estoy aquí, encerrada en mi propio agujero, pensando en todos los besos que pude robarte y no robé, y en todas las caricias que pude darte, y por miedo a perderte, no te di.
Estoy en mi particular abismo, pensando en los abrazos que le das a ella, y de los que yo me moriría por rozar. Me recuesto en mi propia tristeza esperando a que me salves.
Pero ella siempre va a llevárselo todo.. 
Porque mis sentimientos se fueron contigo, y eso es algo que no comprendes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario