martes, 24 de enero de 2012

Piezas.

No juegues más conmigo. No vuelvas a darle al Play. No va a servirte de nada.
Simplemente me cansé de ser la esclava de un amor que nos lleva a la deriva. ¿Quieres respuestas? Mira en tu interior. Deja de engañarte. Nunca quisiste esto. Nunca quisiste lo que yo ahora tengo, y sin embargo, dejas que me ahogue en ese mar de angustia y miedos, sin importarte lo que pueda pasarme. Sin importarte cuantas veces más pueda morirme por dentro sin expulsar ni una sola gota de sangre.
Solo existes para ti, y te da igual lo que pueda ocurrir a tu alrededor, incluso si soy yo la que se pierde.
Incluso si soy yo la que vierte sus penas y las recoge en un mar de tormento.
[Te da igual incluso, que me trague el orgullo y vaya por ti, hasta
El andén de tus labios].

No hay comentarios:

Publicar un comentario