martes, 24 de enero de 2012

Impossible.

Y no me canso de esperarte.
Aunque beses otras bocas, se que es la mía la que añoras más que al aire que no puedes respirar mientras saboreas esos labios.  Entiendo que no quieras admitirlo,
[¿pero porque negarlo ante ti mismo?]

No hay comentarios:

Publicar un comentario