miércoles, 4 de enero de 2012

En esta guerra, siempre ganas tú..

porque te lo permito. Porque dejo que hagas y deshagas a tu antojo. Porque dejo que me quieras a ratos, y que me odies a veces.

Y siento que es enfermizo que sigas encantándome.

No hay comentarios:

Publicar un comentario