miércoles, 4 de enero de 2012

.

Me has hecho tanto daño, 
que ya ni siento.
Y cuando me pregunten 
que porque te odio, responderé: 
¿Odiarle?
No le odio.
-¿Entonces? ¿Qué te ocurre?
-Que le amo demasiado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario