domingo, 29 de enero de 2012

#

Necesitabas saberlo.
Me dueles. No sabes cuánto. Y ¿sabes lo peor de todo?
Que aún sin saberlo, puede que sí, que lo sepas. Y sigues haciéndome daño.
[incluso sabiendo que cada paso que das, es otro latigazo más a mi corazón]

No hay comentarios:

Publicar un comentario