viernes, 27 de enero de 2012

#

Odias tu sonrisa.
Rehúyes mi mirada cada vez que deseo verla (porque la necesito para vivir, para despertarme cada día, para que mi rutina sea más llevadera). Pero tu no te das cuenta.
¿Y sabes? Me duele. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario