¿Sabes qué?

Que te quiero. Lo supe desde aquél día en el que hiciste reir y reir como un loco. Lo supe cuando una parte de mi se quedaba hueca cuando tu no estabas. Cuando pasaban los días y no sabía nada de tí, y algo en mi interior me decía que te buscara, que te encontrara y que te hablara de nuevo. Lo supe cuando cada vez que me hablabas, algo en mi interior se hacía grande, cuando las mariposas...no. Cuando los rinocerontes tamboleaban en mi estómago y me hacían seguir escuchando tu voz...y me hacían querer escuchar y ver tu sonrisa.
Lo supe cuando me dijiste "Te quiero" y mi corazón se desbocó, las pulsaciones disparadas hacia todas las direcciones, buscando las tuyas para saber por fin lo bien que encajaban.
Lo supe cuando te toqué y sentí tu tacto suave como el terciopelo, y cuando olí el aroma de tu pelo...fresas.
Lo supe cuando me imaginé sin tí, y quise morirme. Lo supe incluso antes de conocerte.
Te quiero.

Comentarios

Entradas populares de este blog

To build a home.

Paradoja.

Estoy enamorada.