Quiso hacerlo.

Quiso tragarse el orgullo, y decirle todo lo que sentía. Quiso ser lo que se esperaba que fuera, y no morir en el intento, al entregar su corazón. Quiso poder ser fuerte, y valiente. Dar el alma, y los suspiros, en silencio, y en calma, sin desgarrar sensaciones.
Quiso poder mirarle a los ojos, y besarle sin rozar sus labios, en secreto. Solo ellos, y su vínculo. Irrompible..Infranqueable.
Intentó por todos los medios ser fría, y no dejar que nadie viera lo que su interior callaba, y mucho menos él.
¿Quién sino podría tirar por tierra aquella muralla que tanto tiempo y esfuerzo le había costado crearse a su alrededor?
Nunca quiso creer que tanto dolor pudiera crecer dentro de un mismo corazón. Que.. tanta rabia pudiera acumularse en una sola persona, siendo capaz de atravesar carne y alma al mismo tiempo, con la misma intensidad. No le amó, no le ama.. ¿o tal vez si?
Puede que lo único que le ocurra es, que intenta disfrazar sus sentimientos con ese vestido que tantas veces se puso en el pasado. Ese, al que llaman soledad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

To build a home.

Paradoja.

Estoy enamorada.