Quiero que sepas que..

Nadie dijo que fuera fácil. Te dije que habría épocas difíciles. Que habría días en los que me pondría insoportable, y en los que ni yo podría conmigo misma. Te previne de mi, de mi temperamento cambiante, y de mis constantes bajones por todo y por nada. ¿No te dije que era completamente imprevisible? Te lo dije. Y también te avisé de todo lo demás. Te dije que a veces tu querrías dejarlo todo, y yo querría tirarte el secador a la cabeza. Tu me dijiste que eso sería imposible, pero yo te dije, te aseguré que no, porque me conozco, y te conozco más de lo que crees. Te dije que el amor es eso, constantes luchas por ver quién quiere más a quien, y eso siempre acaba mal, porque nadie sale ganando, nunca. Siempre acabaremos rotos. Acabaremos dañados, estropeados, como máquinas sin corazón, que es en lo que nos convertimos cada vez que discutimos, diciéndonos cosas que no sentimos ni pensamos.
Pero siempre acabo llorando, pensando en lo que soy cuando estoy sin ti, y en lo que puedo ser cuando estoy contigo, y tú.. Tú acabas pegándole golpes a la pared, con los nudillos ensangrentados,  pensando exactamente lo mismo.
Nadie dijo que fuera fácil. Te fije que habría épocas difíciles.
Pero recuerda que también te dije, que a pesar de todo esto, seguiría queriéndote.
[Porque siempre serás tú. Incluso aunque a veces, dejes de serlo].

Comentarios

Entradas populares de este blog

To build a home.

Paradoja.

Estoy enamorada.