miércoles, 28 de diciembre de 2011

Lloro cuando me dices eso.

Lloro cuando me mientes, y cuando no me tocas.
Lloro cada vez que me miras desde tan lejos, y no te atreves a acercarte.
Lloro todas las mañanas al despertar, sintiendo las lágrimas atravesando mi rostro como agujas realmente afiladas. 
Lloro en mis pesadillas, cuando tú te esfumas, como el viento, y me dejas con un triste adiós lleno de dolor.
Lloro cuando confirmas mis temores, y cuando me dices "no te quiero, ni te quise" con esa voz tan tuya.
Lloro cuando me quieres, y lloro porque se que en el fondo, lo haces.
Lo haces aunque no quieras admitirlo. 
Y ¿sinceramente?
[Eso es lo que me mata por dentro.]

No hay comentarios:

Publicar un comentario