Estados.

Te amo, pero te odio. Te quise pero te repugné. Adoro que me mires, pero no puedo sostener esa puta mirada.
Me hacías sentir tan bien que odié la sensación. Me hacias sentir mal y te quería. Amaba que me hablaras, pero odio tu voz. Me alegré al verte. Te odié cuando te fuiste.
 Me morí con aquél adios pero me revivió el saber que no eres más que mierda.
Me has hecho tanto daño que que ya ni siento, me has querido tan poco que no podía dejar de necesitarte.
La locura fue conocerte. Lo equivocado fuiste tu.
[Del amor al odio hay un paso. Te odio, pero te quise.]

Comentarios

Entradas populares de este blog

To build a home.

Paradoja.

Estoy enamorada.