miércoles, 28 de diciembre de 2011

#

No hay amor en ti para mi. Nunca lo hubo. Y aún así seguiste mintiéndome, seguiste utilizando mi corazón igual que un cazador utiliza su arco. Solo querías apresarme. Solo querías retenerme.
No me dejaste conocer el amor verdadero, y ahora se fue, y ya no se si alguna vez volverá.
Te odio por lo que me hiciste.
Pero más te odio por lo que aún me sigues haciendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario