Siempre vas a ser el chico

que me enamoró.
Amo cada puta perfecta parte de tu anatomía, y no me cansaría de recorrerla, insaciable, con mis manos, mi nariz, los labios, la lengua, las pestañas.. cualquier parte de mi cuerpo tocaría tu cuerpo sin poder evitar temblar.

Porque te necesito cuando me acuesto, y cuando me levanto. Cuando desayuno es tu cara la que deseo contemplar frente a mi, y cuando camino por la acera, es tu mano la que deseo rozar por descuido. Y cuando miro sin mirar, son tus ojos los que quiero que me observen;  cuando miro sin ver, que eres tú lo que he estado esperando toda mi vida. Que eres el sueño del que prometí no despertarme nunca y al que, sin embargo, aún no me sumí.

Prometo amarte para siempre.
¿Prometes tu al menos quedarte lo suficiente, para poder cumplir mi promesa?

Comentarios

Entradas populares de este blog

To build a home.

Paradoja.

Write.