lunes, 14 de noviembre de 2011

No quiero sentirme más como la muñeca rota

No quiero tener que recomponerme con cada golpe. Es más, no quiero volver a caer.
Es un juego demasiado peligroso, y nadie nos avisa del daño que hace. ¿Enamorarse es hermoso?
¿Quien se inventó eso?
El amor si tiene que doler. El amor si tiene que despedazarnos vivos, tiene que ponernos al límite de nuestras fuerzas. El amor si tiene que quemarnos por dentro.
Porque el verdadero amor duele con solo un roce. Cuando ves que empieza a escaparse de ti como volutas de humo, te sientes morir.
Porque el amor no es un juego de niños. El amor es dolor.
[Y quien no entienda eso, es que no ha amado nunca.]

No hay comentarios:

Publicar un comentario