Sigue llorando sangre

mientras el mundo se deshace en tus manos.
No intentes buscar la luz, para salir de la estúpida oscuridad. Permanece ahí, convaleciente. 
¿Acaso alguna vez dejaste de ser sufrido, o masoquista?
Siempre buscas el dolor, y quieres sentirlo. El tuyo, pero también el mío. Y no te importa que me muera cada vez que te veo sufrir. No sientes remordimiento al sonreírme aún sabiendo que conozco tu secreto. Que conozco que cada vez que recuerdas el pasado, te mueres por dentro, y que se derrite tu corazón hasta volverse piedra. 
Entiendo tus pesadillas, y tus miedos. Conozco a los monstruos de tu cabeza, y los que se comen tus sentimientos.
Te aíslas en ese mundo de temores errantes, que no encuentran lugar salvo en tu interior. Y me dueles tan profundo que se me hace imposible respirar si no estás a mi lado. 
Si supieras lo que te necesito cuando la niebla cubre mi mente..
Pero tú nunca estás, aunque me mires con esos ojos color miel, a solo tres centímetros.
Porque te fuiste de mi hace mucho tiempo, y tu coraza no te deja volver.

[No necesito que me lo digas con palabras. Tus ojos ya me dicen lo que tus labios no se atreven a pronunciar.]

Comentarios

  1. Oh que bonito Clo<3
    me encanta como has dejado el blog, perfecto
    Te quiero y pásate por el mío cuando puedas!
    http://tragosdeinsomnio.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Write.

Paradoja.

To build a home.