martes, 6 de septiembre de 2011

Puedo dártelo todo. Pero tienes que prometerme que no vas a tirarlo a la basura. 
No seas como los demás.


No me rompas por dentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario