El amor es un tesoro.

No debe estar en malas manos, ni caer en la monotonía. No puedes jugar con el, ni tirarlo. Mucho menos puedes despreciarlo, o escupir sobre su espíritu. 
No engañes al amor, no quieras saber más de lo que el sabe. Más entiende él por viejo, que por sabio. 
Mas dolor sintió el en su interior, que tú.
Porque solo eres una niña, jugando con el como si fuera algo sin valor.
 Sin pararte a pensar, que el amor es un regalo, que no siempre llega a los que se lo merecen.

Comentarios

Entradas populares de este blog

To build a home.

Paradoja.

Write.