domingo, 4 de septiembre de 2011


Cuando todo esté perdido, y no sepas a quien acudir, yo siempre estaré ahí. Suena totalmente masoquista. En realidad. lo es. ¿Pero que importa si el resultado somos tu y yo? 
Nunca quise que acabara de esa forma. Nunca deseé los gritos, ni tu ida.. 
Odié la forma en que tu espalda me daba las respuestas a preguntas que yo entonaba al aire.
Te dije que siempre estaría ahí..incluso aunque no me lo pidieses. 
Las grandes verdades no se expresan con la boca, sino como los ojos.



Mírame.. nunca te dije la verdad. Ahora lo ves. Ahora no lo ves.
Nunca voy a mirarte más de dos segundos. No quiero que sepas lo que realmente ocurre. No quiero que entiendas, que sin tí, la que está perdida soy yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario