jueves, 18 de agosto de 2011

Me encantas.

Todo tú. Toda tu puta perfecta anatomía. Tus huesos, esos que no veo, pero intuyo, y tu piel, tan morena, y tan perfecta. Tus pestañas apuñalan mis mejillas con cada beso, y tu nariz golpea mi frente casi con frenesí.
Esa boca, tan marcada... y esos ojos, tan marrones... tu sonrisa me hace grande, y tus pupilas también.
Y tus pequitas son perfectas, y tus manos, y tu sien.
Te amo por todo, y te odio más que por nada. Pero eres jodidamente perfecto. Siempre vas a serlo para mí.
Vaya mierda más grande el que no sepas ni que existo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario