El mundo no te comprende. 
No comprende lo maravilloso que eres, y lo que les produces a las mariposas de mi estómago cada vez que me rozas. 
No entiende, que me pierdo sin tí, y que cada vez que te alejas, mis manos se mueren, al igual que mi piel.
El mundo no sabe que daría mi vida por verte solo una vez más.
El mundo no comprende, que eres mi puto oxigeno.

Comentarios

Entradas populares de este blog

To build a home.

Paradoja.

Write.